Es necesario conocer la historia de la psicología criminal y sus principales ámbitos de actuación para que la formación en criminología sea completa. El cerebro humano todavía a día de hoy nos resulta enigmático e imprevisible en muchos aspectos, y es por ello que la psicología criminal nos permite tratar de entender mucho mejor las motivaciones e impulsos de muchas personas. Debemos, por tanto, estudiar las teorías explicativas del comportamiento delictivo con el fin de conocer la etiología del delito y lo que conduce al ser humano a cometer crímenes.

La perfilación criminal también es de vital importancia, y gracias a ella podemos sacar muchas conclusiones a la hora de investigar un caso. Se trata de una técnica que proviene del análisis de los distintos patrones de conducta de una persona. También es de vital importancia estudiar la psicopatología criminal y las alteraciones mentales que pueda tener la persona.

La Psicología Criminal y forense es, por tanto, la ciencia dedicada al estudio de la personalidad del sujeto. La psicología criminal es aquella vertiente de la psicología jurídica que agrupando diversas áreas de la misma intenta abordar la comprensión del fenómeno de la delincuencia, sus causas, efectos y tratamiento, con la finalidad de ayudar a su reducción mediante métodos preventivos o interventivos.

En EICYC te proponemos una formación completa y exhaustiva en la materia para que puedas desarrollar todas las aptitudes necesarias en este ámbito. El curso está dirigido tanto a profesionales que necesiten reciclarse, estudiantes, detectives, policías, distintos expertos en ciencias forenses o incluso psicólogos y graduados en humanidades, ciencias sociales y jurídicas.

+ info: Pincha AQUÍ