En marzo del año 2020 tuvimos que dejar de lado nuestras actividades cotidianas por la pandemia del Covid 19, por ejemplo, de un momento a otro ya no podíamos viajar, ir a reuniones, trabajar y estudiar como lo hacíamos normalmente. Los escolares también se vieron afectados y una de las actividades que ya no pudieron realizar, fue acudir a los centros educativos para recibir sus clases.

Debido a ello, el Ministerio de Educación del Perú, oficializó que los escolares recibirían clases virtuales para que puedan seguir estudiando de forma segura. Esta modalidad se prolongó hasta el año 2021 a causa de la continuidad de la pandemia; sin embargo, dicho Ministerio anunció que desde el 15 de setiembre iniciarían las clases semipresenciales en Lima Metropolitana y serían dieciséis los colegios que participarían en el proyecto piloto, cuyo fin sería reactivar la educación presencial.

Esta noticia fue difundida por diversos diarios del país, anunciando cómo se desarrollaría el regreso a las aulas y qué protocolos se utilizarían para evitar posibles contagios. En esa línea, los escolares solo asistirán al colegio dos veces por semana y por un máximo de cuatro horas, además cada institución tendrá un protocolo de bioseguridad tomando en cuenta el distanciamiento de dos metros entre estudiantes, ventilación permanente, la existencia de un lugar para lavarse las manos, uso de mascarillas dentro del aula, y otros aspectos más (El Comercio, 2021).

Entonces, tenemos claro que efectivamente se ha elaborado distintas medidas para prevenir contagios; sin embargo, me gustaría mencionar algunos factores que en mi opinión se deben tener presentes para conseguir un resultado favorable durante la ejecución del proyecto, porque salvaguardar la salud tiene que ser el objeto principal del Ministerio de Educación debido al contexto en el que nos encontramos.

Considero que, el proyecto debe tener en cuenta que los escolares no han sido vacunados (salvo los adolescentes con síndrome de Down, enfermedades raras y huérfanas), y si bien es cierto no están obligados a participar, probablemente quieran asistir por el deseo de ver nuevamente a sus amigos y profesores, y dejen de lado el peligro que puede significar retornar a las aulas.

Por otro lado, también se deberá considerar que posiblemente algunos de los escolares más pequeños no acaten las medidas establecidas, y no porque no deseen hacerlo, sino por la misma edad en la que se encuentran, por ejemplo, podrían aburrirse de usar las mascarillas por un largo periodo de tiempo e intentar retirarlas.

Por consiguiente, el Ministerio de Educación y los colegios tendrán que proteger la salud de los estudiantes, cumpliendo estrictamente los protocolos de bioseguridad. Debido a ello, es necesario enseñarles a respetar dichos protocolos durante su estancia en el colegio y los profesores tendrán que supervisarlos sin descuido alguno, para homologar la labor que realizan los padres cuando cuidan de sus hijos.

Aun así, es fundamental que los progenitores analicen si es imprescindible o no que sus hijos asistan al colegio durante la pandemia.

Con esto quiero decir, que se debe garantizar la salud y seguridad de los alumnos en todo momento, porque si ello no es así podríamos tener consecuencias lamentables. Así pues, el Interés Superior del Niño consagrado como principio fundamental en el artículo 3 de la Convención sobre Derechos del Niño, nos expresa en el punto 1 lo siguiente:

  1. En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño (UNICEF, 2006).

Esto es, que las decisiones que se tomen relacionadas a ellos deben estar dirigidas a garantizar y priorizar su bienestar, y si bien es cierto la educación es un derecho, pues también la salud; por tanto, se debe ponderar cuál de estos debe primar sobre el otro. En efecto, según mi punto de vista la salud es más importante, porque un escolar sin ella no podrá estudiar ni realizar otras actividades. Por lo cual, el Ministerio de Educación deberá anteponer la salud del alumnado y procurar que el proyecto gire en torno a ello.

Por otra parte, se tiene lo manifestado por Edgardo Palomino, presidente de la Asociación de Colegios Privados de Lima:

Palomino manifestó que si bien es voluntario el retorno a clases, tampoco debería ya ejecutarse un piloto bajo la modalidad de semipresencialidad cuando la mayoría de colegios no cuentan con la infraestructura óptima para volver a impartir clases (Gestión, 2021).

Asimismo, indicó que cuando se fomenta un proyecto piloto debe considerarse a todos los colegios que tenemos en el país, ya que 17 000 de estos correspondientes a la educación pública, tenían que demolerse antes que ocurra la pandemia (Gestión, 2021).

Dicho de otra manera, existen centros educativos que no tienen una estructura adecuada para brindar clases presenciales, por consiguiente, dicho plan también debe tener en cuenta esta situación, porque su objetivo es reactivar la educación presencial en todo el país.

En conclusión, para llevar a cabo el proyecto piloto se tiene que garantizar el bienestar del alumnado en todo momento, respetando estrictamente los protocolos de bioseguridad y teniendo presente el Interés Superior del Niño, porque no se puede poner en riesgo la salud. Por lo cual, es necesario considerar los diversos factores que pueden ocasionar contagios y elaborar estrategias específicas que se adecúen a los estudiantes de cada colegio.

Además, tal proyecto debe estar orientado a todos los colegios del Perú; es decir, que estos sin excepción deben tener una adecuada estructura para asegurar la salud de los alumnos, porque al final lo que quieren lograr de manera gradual, es que todas las instituciones puedan brindar clases presenciales.

Autor: Jean Paul Armando Sotelo Zuñiga

Referencias:

El Comercio. (6 de setiembre de 2021). Obtenido de https://elcomercio.pe/respuestas/clases-semipresenciales-en-lima-cuando-y-como-sera-el-retorno-de-los-escolares-a-las-aulas-ministerio-de-educacion-revtli-noticia/?ref=ecr

Gestión. (15 de setiembre de 2021). Obtenido de https://gestion.pe/peru/acopril-la-educacion-semipresencial-es-menos-efectiva-mas-insegura-y-costosa-que-la-virtual-minedu-nndc-noticia/?ref=gesr

UNICEF. (junio de 2006). Obtenido de https://www.un.org/es/events/childrenday/pdf/derechos.pdf