El Surgimiento de la Criminología (Parte I)

[rev_slider alias=”post” /]

DESDE EUROCRIMINOLOGÍA OS HACEMOS UN RECORRIDO POR LOS ORIGENES DE LA CRIMINOLOGÍA.

Antes de que en el siglo XIX la Escuela Positiva italiana comenzara a interesarse por el estudio de las causas del delito a nivel individual, autores como Beccaria habían formulado los principios de la que se denominaría la Criminología Clásica y Neoclásica, y que tendría una visión del delincuente como sujeto racional a la hora de tomar sus decisiones.

Un individuo sopesando los costes o beneficios que recibirá infringiendo la ley decidirá si seguir adelante o no. Uno de los costes a los que se podrá afrontar lo conformarían las sanciones o penas que se le podrían imponer, por tanto se consideraría que las leyes penales tendrían efectos preventivos. Dentro de la prevención especial negativa se incluiría la incapacitación o inocuización evitando que los que han delinquido vuelvan a hacerlo; un ejemplo sería la pena de prisión.

Además de las sanciones formales, habría que tener en cuenta los sanciones sociales informales muy importantes para el individuo pues se encontraría con las desaprobación de su entorno más cercano y que tendría un gran coste para él (familia, amigos, trabajo…).

La Escuela Positiva Italiana

A finales del siglo XIX la Criminología se consolidaría dentro de la llamada Escuela Positiva italiana al frente de la que se situaría Lombroso. Su nacimiento estaría marcado por la reacción a la Escuela clásica y a su metodología no empírica.

Cesare Lombroso (1835-1909), publicaría en 1876 uno de los libros más importantes para la Criminología, El hombre delincuente (L´Uomo delinquente) en la que exponía la tesis del “delincuente nato”, por la que advertía de la existencia de personas que no habían seguido los cauces normales de la evolución y por tanto,  estaban peor desarrollados que los demás, se trataría de una “subespecie” que tendría una tendencia a la delincuencia y a la violencia.  Estos individuos se podrían reconocer fácilmente debido a que tendrían unos rasgos físicos identificativos.

Como curiosidad se pueden citar aspectos físicos que estudió en los delincuentes y que tenían una alta tendencia a repetirse entre la población reclusa;

Lombroso estudiaría a un delincuente habitual de nombre Vilella con el que consolidaría su tesis sobre la antropología criminal y su concepción atávica del delincuente. Este individuo tendría lo que se denominaría como la “fosita occipital mediana” y que reemplazaría a la cresta normal occipital en su mitad inferior. Esto se hallaría en el 40% de los casos de las razas humanas inferiores, sobre todo en los degenerados y en los locos.

Como curiosidad se pueden citar aspectos físicos que estudió en los delincuentes y que tenían una alta tendencia a repetirse entre la población reclusa. Los delincuentes solían tener los cráneos en forma de pentágono o romboide; su cara era de mayor tamaño y los pómulos se encontraban más separados que en el resto de personas; la capacidad craneana era menor; las mandíbulas son más anchas y largas, con mayor peso; frente hundida; protuberancia occipital saliente; oxicefalia; paladar aplastado; cráneos patológicos….

Por otra parte la epilepsia confirmaría el atavismo; para Lombroso el ser epiléptico es tendente al delito, además de ser muy similar al “loco moral”.

Las tesis de Enrico Ferri (1856-1929) otra de las grandes figuras de la Escuela Positiva Italiana, podrían resumirse en:

“Considerando que las acciones honradas o deshonradas del hombre son siempre el producto de su organismo fisiológico y psíquico y de la atmósfera física y social en que ha nacido y vive. He distinguido, pues, estas tres categorías: factores antropológicos o individuales del delito, factores físicos y factores sociales”. (E. Ferri (1908). Sociología criminal).

Para él, el delincuente era un ser anormal.

“Anormal por condiciones congénitas o adquiridas, permanentes o transitorias, por anormalidad morfológica o bio-psíquica o por enfermedad; pero anormal siempre, más o menos” (1927).

Al igual que Lombroso establecería categorías para realizar una clasificación antropológica de los delincuentes: loco, habitual, nato, ocasional y pasional.

Por lo que se puede desprender de sus afirmaciones, junto a los factores biológicos existirían otros dados por el mundo que rodea al sujeto. Cada civilización tendría a sus propios criminales dependiendo de su evolución.

Otro de los grandes representantes de esta Escuela, sería Raffaele Garofalo (1951-1934).

“Nosotros estamos muy lejos de negar el influjo de las causas exteriores, que son las causas directas o inmediatas de la determinación, tales como el medio ambiente, físico y moral, las tradiciones, los ejemplos, el clima, las bebidas, etc.; pero creemos que existe siempre en el delincuente un elemento congénito diferencial”. (R. Garofalo. La Criminología. Estudio sobre el delito y sobre la teoría de la represión).

Master online en Criminalística Perito Judicial

Garofalo aunque se apartaría de las teorías antropológicas de Lombroso y de la clasificación que realizó Ferri de los delincuentes, se puede ver como se acerca en sus postulados al segundo. Este autor concedió una gran importancia a los factores que rodean al sujeto, a su mundo que lo circunda, teniendo en cuenta factores endógenos y exógenos. Dependiendo de la influencia de estos últimos, respectivamente, nos encontraríamos con delincuentes incorregibles o corregibles.

La Escuela de Chicago

Comparando diferentes datos oficiales provenientes del Tribunal de Menores, se pudo elaborar un patrón de delincuencia.

En 1892 fue fundada la Universidad de Chicago gracias a J.D. Rockefeller, la cual se convertiría en pocos años en uno de los más importantes centros académicos  de gran influencia para el desarrollo de la criminología en ese país. Se creó en el mismo año de su inauguración el Departamento de Sociología de Estados Unidos, el  cual contaría con un amplio número de expertos y figuras de reconocido prestigio en aquella época.

No hay que olvidar que Chicago era una ciudad receptora de inmigrantes. Convivían un amplio elenco de diferentes culturas que podrían ser objeto de estudio,  lo que propició la aparición de la llamada “ecología humana”. Se pudo así observar a los individuos de esta ciudad relacionados con el medio en el que se movían.

Para muchos autores con la Escuela de Chicago  nacería la teoría criminológica en sentido estricto.

Comparando diferentes datos oficiales provenientes del Tribunal de Menores, se pudo elaborar un patrón de delincuencia, mediante el que sus autores Shaw y McKay (1942), encontraron que los delincuentes en Chicago no se distribuían de forma uniforme, concentrándose en diferentes formas.

Por lo que se pudo observar los delincuentes pertenecían a las zonas centrales de negocios e industriales y sus zonas adyacentes. Por otro lado, conforme se alejaban del centro la concentración iba en descenso.

Estas zonas mantenían las tasas de delincuencia aunque la población cambiase. De hecho los inmigrantes en un primer momento se ubicaban en las zonas más humildes y desfavorecidas de la ciudad. Según iban evolucionando se establecían en otras mejores, por lo que se pudo constatar que la inmigración no guardaba relación con el delito. El crimen tenía que ver con el lugar que se ocupaba en Chicago. Nos encontraríamos ante las premisas de la desorganización social.

MATRÍCÚLATE CON NOSOTROS

Master online en Criminalística Perito Judicial

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

ÚLTIMOS POSTS

  • Espectroscopio Raman

La espectroscopia Raman en Criminalística

La espectroscopia Raman ha tenido un gran crecimiento en diversas áreas de investigación debido a su versatilidad, su sencillez y la gran cantidad de información química y estructural que es capaz de proporcionar. Se puede acoplar a un microscopio para observar y analizar muestras [...]

  • Inspección ocular

Inspección Ocular: Las Claves en la Escena del Crimen

La cadena de custodia de una prueba consiste en la actuación controlada, que se aplica a los indicios encontrados en la escena del delito, desde la localización hasta la valoración mediante el análisis (peritos, policías especializados, etc.) y evitar el manejo [...]

2018-03-19T11:50:44+00:00

Leave A Comment

ANTES DE IRTE...
...ÉCHALE UN VISTAZO A NUESTRA OFERTA FORMATIVA
¡ESTAMOS SEGUROS DE QUE TE INTERESARÁ!
VER CURSOS
close-link